Enrique del Río y Amaia de Meñaka, por amor al arte

Piense en un plan para después del trabajo. Quizá decida tomarse una cerveza con algún amigo, hacer deporte o ir al cine. Lo que parece probable es que entre todas las opciones no estará visitar una galería de arte. Un plan “chic” y habitual en capitales como Londres y Nueva York, asegura Enrique del Río, que no es