Lucas de la Rubia

5 diciembre 2020 11 enero 2021
MADRID

Huyeron Capitanes

Amatando el candil
tan en mi hogar,

Y, sin embargo,
cósmico. *

Desde hace nueve meses voy andando hasta mi estudio. Todos los días recorro los mismos diez kilómetros de trayecto. Al principio, ese paseo era solo una forma de llegar, pero según pasaban los meses, se ha convertido en parte del trabajo, en el trabajo en sí mismo. Un ritual como el de los derviches que giran en trance, el cual atrapa sonidos, olores, materiales e imágenes con un ritmo palpitante. Paso tras paso, al cruzar otra calle y otra acera, se desvelan marcas como las que permanecen después de que habitantes despistados, animales o niños, pisaran el cemento aún húmedo. Gestos pillados in fraganti. Contenedores llenos de vidas y de casas vaciadas. Una puerta al girar la esquina. El barrio se convierte en un gran almacén lleno de piezas para componer, y de notas para tocar. Todo está quieto y es nítido en el centro del huracán.

Esta exposición es un punto y aparte, un epílogo que culmina con esta serie de piezas, que cierra un recorrido realizado durante los últimos dos años y que abre otro nuevo. En 'Huyeron capitanes' están todas las preocupaciones plásticas y conceptuales de obras anteriores: la dualidad del ser humano, la convivencia entre lo descriptible y lo inefable, la idea de sociedad fosilizada, el símbolo como gesto ineludible de la sociedad. Estas piezas, realizadas en hormigón y madera, indagan formalmente sobre una paradoja. Un conflicto entre dos elementos que tienen que convivir juntos. Por un lado está lo que podemos comprender, lo que cuantificamos y clasificamos. Por otro, lo que se nos escapa, lo que no podemos entender. Es junto a este segundo elemento, en donde tiene lugar la poesía de lo fósil.

Así, y de forma natural, todo el trabajo se ha ido impregnando de los recorridos hacia el taller. Lo vernáculo ha tomado protagonismo, y la propia narrativa y vida de los elementos que conforman estas piezas es fundamental. Ventanas, manzanilla, asfalto, manos y pasillos.

José-Miguel Ullán, 'El Jornal' (1965)

Huyeron Capitanes
Huyeron Capitanes
Huyeron Capitanes
Huyeron Capitanes
Huyeron Capitanes